Quantcast
la nostra storia
El Grupo

Nuestra historia

Desde 1980, el futuro siempre presente

Los Orígenes

Nacimos en 1980, gracias a una idea de Roberto Franchina que, junto con una decena de personas, empieza a diseñar productos para el canal de peluqueros en el norte de Italia.

 

Tras unos años, en 1989 se lanza la línea Semi di Lino, destinada a convertirse en nuestro primer gran éxito comercial. Al año siguiente llega la coloración permanente Evolution of the Color.

 

En los Noventa comienza la aventura en el extranjero. Primero las exportaciones en España y América Latina, luego las filiales comerciales en Brasil, México, Argentina y Venezuela. También empieza la producción: las primeras plantas se inauguran en Brasil, Argentina, Venezuela y México.

La Evolución

A finales de la década de los Noventa, Alfaparf Milano da el salto de calidad que la llevará a transformarse en un Grupo de referencia a nivel mundial en el ámbito del mercado profesional cosmético. De hecho, en el año 2000 se realiza la planta de Osio Sotto, con una superficie total de 25 mil metros cuadrados, donde a día de hoy aún se concentra la actividad de producción y almacenamiento, además de las oficinas.

 

En estos primeros años del nuevo siglo también se amplían las dos plantas de referencia (México y Brasil), hasta alcanzar, en ambos casos, las dimensiones actuales de unos 30 mil metros cuadrados. La vocación internacional del Grupo se confirma y crece en estos años, gracias a la inauguración de varias filiales en América Latina, EE.UU. y Australia.

 

La actividad comercial sigue creciendo en los territorios donde Alfaparf Milano lleva varios años presente, tanto que llega a ser un líder a nivel mundial en su mercado de referencia, como Grupo de capital totalmente italiano.

 

Este crecimiento se refuerza en 2009 con la adquisición de GTS S.p.A., sociedad fundada en los años Setenta y activa en la producción y comercialización de productos profesionales para el cuidado corporal (rostro, maquillaje, cuerpo) y aparatos estéticos para los institutos de belleza.

 

Junto con la actividad relacionada con las marcas del Grupo, sigue y se refuerza cada vez más la actividad de marca propia. Una producción por encargo, especialmente en el área del color, que gracias al saber hacer de Alfaparf Milano se transforma, con los años, en una joya de la corona, desarrollando relaciones comerciales con clientes cada vez de mayor calidad y excelencia.

La Globalización

En los últimos años, Alfaparf Milano ha seguido con determinación el camino de la globalización, explorando tanto nuevas geografías como nuevas marcas y/o canales de distribución. A nivel geográfico, ha crecido la exportación hacia los países del Este y el Norte de Europa (Rusia, países bálticos, países escandinavos, países balcánicos), hacia los países de África (Túnez, Marruecos, Egipto, Senegal, Suráfrica) y los países de Asia (India, Indonesia, Malasia y países de Oriente Medio), por lo que el Grupo se ha vuelto cada vez más multinacional y presente en diferentes latitudes.

 

Pero la globalización también se ha concretizado por lo que atañe al producto. Alfaparf Milano, activa desde siempre en el canal de la cosmética profesional, en los últimos años debutó en el canal consumidor de Brasil con la marca Alta Moda è...
Una experiencia que comienza (tanto a nivel productivo como de penetración comercial) dirigiéndose a tiendas y cadenas de venta al público especializadas en productos para el cabello, además de farmacias y perfumerías.

 

El fenómeno de la globalización también ha influido en los métodos de trabajo. Hoy todas las filiales del Grupo trabajan de forma interconectada, garantizando estándares homogéneos reconocidos a nivel internacional.

tool_color_compare.tilte.label

tool_color_compare.subtilte.label